+34 633 90 44 22 [email protected]
Seleccionar página
Decorar con un piano

Decorar con un piano

“En todo proyecto debe haber un piano o, como mínimo, un arpa”

Rescatamos esta frase que repetía (de vez en cuando) nuestro profesor de proyectos en nuestros tiempos de estudiantes… En aquel momento nos parecía un poco surrealista, la verdad. Sin embargo, poco a poco le vas viendo el sentido de una u otra manera.

Quizá hace años, el acceso a este tipo de instrumentos parecía inalcanzable. Quizá la música no se apreciaba tanto como hoy… Hace unos días Lang Lang mostraba su talento en el Museo Del Prado frente a Las Meninas… Los hemos visto en las calles esporádicamente para que aquellos que se atrevan nos deleiten. También vemos cómo se están instalando en diversos hospitales para amenizar la estancia de los ingresados. Y, es que la música tiene algo especial!!!

Cada vez hay más niños que quieren tocar el piano (u otros instrumentos); que disfrutan componiendo y, por eso, se planifica tenerlos en los hogares (sobre todo el piano)

Hemos de confesaros que, nosotros tenemos uno. Cierto es que no fue por estas palabras que años atrás nos dijeron, sino porque tenemos la gran suerte de tener dos pequeños músicos en la familia. No sabéis lo que disfrutamos escuchando sus canciones.

¿Cuál sería el sitio ideal para poner un piano?

Si nos preguntáis cuál es el sitio ideal para ubicarlo, sin lugar a dudas, aquel que sea vuestro sitio de reuniones familiares. ¿Por qué? Os aseguramos que las fiestas se convierten en conciertos improvisados de unos y otros: los que son auténticos genios, los que están en fase de aprendizaje y, los que recuerdan ese cumpleaños feliz que se aprendieron cuando eran pequeños 😉

Quizá sea el instrumento que decora en todo tipo de casas: las modernas, minimalistas, clásicas… Los veréis de pared, de cola, de media cola…

En cualquier estilo queda perfecto, verdad? Aún así, que no se quede sólo en un elemento decorativo.

Hay que disfrutarlo 🙂

Cosecha de Muebles

Cosecha de Muebles

 

Has leído bien.

No, no nos hemos vuelto locos aunque pueda parecerlo 😉

¿Conocéis al diseñador de muebles Gavin Munro?

Vamos a trasladarnos al condado de Derbyshire (Inglaterra) para conocer a este peculiar diseñador.

En su infancia, Gavin Munro, se preguntaba por qué se talaban los árboles para, posteriormente, “volverlos a unir”. Con el tiempo decidió que, en lugar de cortar los árboles para hacer muebles, los iba a hacer crecer en forma de sillas, lámparas…

Y, ahora es cuando dices…qué??

Realmente y, aunque no lo parezca, es un procedimiento sencillo.

Consiste en ir dando forma al árbol a medida que va creciendo. Una vez que ha crecido con la forma que queremos, se corta, se deja secar y se termina de dar los últimos detalles. Lo realmente bello es que tendremos un silla de ¡Una única pieza!

Gavin Munro ha diseñado o “cosechado” sillas, mesas, lámparas… Como ya hemos dicho es un proceso sencillo pero largo. Una silla de roble son unos ocho años. Pero no me digáis que no merece la pena ver el resultado.

¿No te apetece probarlo?

A nosotros sí y vamos a hacer, o al menos intentarlo, con una lámpara.

¿Te animas?

 

Oficina en casa: un espacio cada vez más necesario

Oficina en casa: un espacio cada vez más necesario

Seguro que os sentís muy identificados si necesitáis un mini-despacho o zona de trabajo en vuestra vivienda; bien porque habitualmente es vuestro centro de operaciones; bien porque tenéis que llevaros de vez en cuando trabajo a casa o, simplemente porque queréis tener un pequeño espacio donde poder desarrollar una afición (por ejemplo, un blog).

La gran pregunta es… ¿dónde?

Si tu vivienda dispone de habitaciones suficientes tendrás parte del problema resuelto. Pero, si tienes que encontrar un sitio donde puedas encontrarte cómodo, puede que encontrar el sitio adecuado no resulte tan fácil.

Hace unos días nos comentaban unos amigos que necesitaban un sitio donde trabajar. Su vivienda dispone de tres dormitorios. En algunos casos similares han optado por el despacho en la habitación principal pero, en este caso concreto era imposible por medidas (hay que encontrar el sitio, pero no forzar los pasos haciéndolos intransitables).

 

La disposición de esta vivienda no deja más opción que ubicarlo en el salón pero ¿dónde? ¿Cómo?

Comienza el dilema… visto, oculto, aprovechando el mirador, a un lado de la mesa, con ruedas, de cristal, de madera ¡No se deciden! 😉

En cualquier caso, antes de tomar cualquier decisión ten en cuenta detalles como si necesitas espacio para archivadores, cajonera, tipo de iluminación … y, si eres de los que quiere esconder su pequeño caos en caso de visita, piensa en el oculto. Un espacio “secreto” que podrás cerrar en cualquier momento.