+34 633 90 44 22 [email protected]
Seleccionar página

Cierto es que a todos nos gustaría tener ese baño en el que te puedes mover con tranquilidad, disponer de diferentes muebles donde ordenar toallas, geles, perfumes y demás aparatos propios de la higiene personal. Sin embargo, hay baños que son más pequeños de lo deseado pero que tienen diferentes soluciones.

¿Qué haremos con un baño pequeño?

Partiremos de la base fundamental: obligación del minimalismo.

Teniendo esto claro, sería conveniente que los elementos estuviesen a lo largo de una pared porque ahorramos en el desplazamiento de la instalación (esto en el caso de tener que realizar obra y si el espacio es alargado, si no se tendrían que valorar las diferentes alternativas de cada baño… todo un reto para los interioristas).

En cuanto a los colores, nos decantaremos por los colores claros tanto en paredes como en encimera, ya que dan amplitud y sensación de ligereza.

La encimera convendría realizarla con lavabo integrado para no tener bordes y, lavabos que no sean muy grandes para aprovechar ese espacio. Si el cuarto de baño no permite poner encimera, una buena solución sería el lavabo compacto.

¿Dónde pongo toallas y demás? Se suele poner bajo la encimera o lavabo una estantería abierta, aunque un armario suspendido también puede ser la solución.

Por último, olvídate de la bañera. Opta por la ducha con mampara de cristal. Esto te permitirá ganar espacio y, el cristal hará que tu baño parezca mucho más grande y luminoso.