+34 633 90 44 22 [email protected]
Seleccionar página

Imaginamos que estarás acostumbrado a ver cocinas en blanco, en colores crudos…

Que si las tonalidades claras dan mayor luminosidad, que si se disimulan los famosos “dedos”, y un sinfín de razones pero ¿qué me dices de una cocina negra?

El principal motivo por el que el color negro no es muy querido en decoración es porque creemos que va a restar luminosidad (en este caso a la cocina). Sin embargo, una buena combinación de materiales podría sorprenderte.

En cocinas que son de dimensiones grandes, el negro puede dar la sensación de mayor amplitud. Sorprendente, ¿verdad? Basta una madera o un cristal y notarás el cambio.

¿Y qué pasa con las cocinas que son pequeñas?

Pues he de decirte que muchas cocinas pequeñas con detalles de cristal tipo espejo en paredes y alguna que otra combinación, como golas en madera, detalles de papeles pintados… quedan espectaculares.

 

¿Y las marcas de los dedos?

Sabemos que ese es el quebradero de cabeza diario.

No vayas a creer que en las cocinas blancas se disimulan más que en las negras, ya que los materiales que existen actualmente en el mercado tienen unos acabados muy buenos con sistema antihuella, por lo que esto ya no sería un problema.

Así es que, deja de lado los estereotipos y atrévete.