+34 633 90 44 22 [email protected]
Seleccionar página

Si eres de los que estás pensando en elegir una campana extractora (bien porque quieres cambiar la cocina; cambiar ciertos electrodomésticos; te vas a cambiar de casa o, simplemente, porque quieres darte un gusto), deberías tener en cuenta ciertos detalles.

Mucha gente dispone ya en sus cocinas de ciertos robots que para nada son económicos… Sin embargo, nos hemos acostumbrado a que nos ayuden a adelantar tiempos en nuestros guisos. Y, conocedores de que esta ayuda es real, accedemos a pagar su alto precio. Pero, cuando hablamos de otros electrodomésticos… solemos ir escatimando sin darnos cuenta de que, a la larga, será un problema en nuestra cocina.

¡Qué importante es una campana que apenas haga ruido, que se limpie cómodamente y, sobre todo, que aspire de manera eficiente para que nuestra casa no se invada de desagradables olores!

Para elegir tu campana conviene que tengas en cuenta el tipo de cocina que tienes (dimensiones, si tiene isla o no, necesidades de almacenaje, estilo de muebles e, incluso, tipo de encimera) para que vaya acorde y no desentone.

En base a todo lo anterior, puedes disponer de diferentes tipos de campanas:

Campanas decorativas

Son las campanas que están a la vista y están apoyadas en la pared. En el mercado existen multitud de formas. Van de manera independiente, es decir, no necesitan de un mueble para su instalación.

Campana telescópica

Estas campanas van instaladas bajo mueble y, suele aprovecharse el espacio lateral del conducto para almacenaje. Para obtener el máximo rendimiento de extracción, hay que desplegar una parte.

 

Campana de pared integrada o grupo filtrante

Totalmente integrada en el mueble. Sería algo similar a las telescópicas pero sin necesidad de desplazar parte de la campana para la extracción.

 

Campana de techo

Este tipo de campana se suele instalar en cocinas donde existe isla, donde por su estética e instalación, quedan totalmente integradas y no desentonan con el diseño de la cocina.

 

 

 

No podemos dejar de lado el extractor integrado en la encimera. Estos modelos de campanas no suelen ser muy habituales… aunque, cada vez más, se están haciendo un hueco en los fabricantes. Se suelen instalar en cocinas con isla, o bien en aquellas en las que la encimera sea de grandes dimensiones.

Por último, destacar que, cada vez más y con la tendencia a la integración y minimalismo, los fabricantes más punteros ofrecen la campana en la propia zona de cocción… lo que hace que se minimicen mucho más los olores, vapores y grasas.

En el mercado existen multitud de marcas, modelos y precios… Elige la que más convenga a tu estilo y bolsillo pero teniendo en cuenta el objetivo de este electrodoméstico y asegurándote de que el conducto de ventilación es el correcto y, así, cuando estés cocinando (sea lo que sea) puedas decir sin problema… ¡[email protected] por la campana!