+34 633 90 44 22 [email protected]
Seleccionar página

Acabamos de regresar de vacaciones todos o casi todos (aunque aún queda por ahí algún afortunado que sigue disfrutándolas o quien las acaba de empezar). Vayas donde vayas, los aromas prevalecen.

La cuestión es que, al entrar por la puerta, huele a algo que te identifica ¿verdad? Es el olor de tu casa. Ya sea por el producto de limpieza, colonias, ambientadores… huele de una manera “especial”. Podrías reconocerlo hasta con los ojos cerrados 🙂

Los olores nos traen recuerdos (agradables o desagradables). Por eso, es conveniente que nuestro hogar transmita lo que somos, lo que nos identifica ¿no creéis?

Podemos ser más de cítricos, dulces, florales… hay miles. Quizás te gustan más las velas; los eléctricos; inciensos o esencias. La finalidad de todos será el hacer sentirnos bien y disfrutar de nuestra casa después de un duro día de trabajo, a la vuelta de vacaciones o simplemente porque sí.

Ambientadores naturales o industriales ¿cuál prefieres?

No sé si habéis hecho la prueba alguna vez de meter en una bolsita romero recién cogido del campo y ponerlo en un armario. Ummm

Puedes optar por comprar el que más te guste de los que venden o bien, crear el tuyo. Es muy sencillo y tiene la ventaja de poder disfrutar de tu propio aroma: café, tomillo, cítricos, jengibre, té, canela…

¿Te atreves a crear el tuyo?