+34 633 90 44 22 [email protected]
Seleccionar página

Si nos ponemos a analizar la cantidad de puertas que tenemos y cómo se abren, veremos que tiradores puede haber infinitos.

En una cocina todo es importante: el color; lacada (mate o brillo, texturada), de madera natural… Por otro lado los electrodomésticos (blancos o acero); tipo de fregadero. Si te interesa armario escurridor o prefieres no ponerlo. En fin, un sinfín de dudas que hay que ir aclarando lo antes posible para que el diseño de nuestra cocina nos guste y cumpla nuestras expectativas.

Pero ahora, viene el gran dilema: los tiradores.

Los tiradores, protagonistas de los armarios

Todavía hay un sector muy amplio que sigue queriendo tiradores tanto en cocina, baños o armarios. Sin embargo, la tendencia de los últimos años va hacia las líneas puras; sensación de ligereza y, la no menos importante, que sea cómodo a la hora de limpiar. Entonces, mucho mejor sin tirador.

Si eres de los que no quiere ponerlo, puedes optar por el perfil en la puerta a modo de tirador. Esa es una solución que se ha visto mucho pero, quizá el mercado actual está yendo ahora más hacia lo que se conoce como “perfil gola” (muy higiénica porque no se mancha la puerta en la zona visible, ya que se tira de la zona interior) o bien al tirador integrado en la propia puerta.

Y tú, ¿cómo prefieres tirar?