+34 633 90 44 22 [email protected]
Seleccionar página

“En todo proyecto debe haber un piano o, como mínimo, un arpa”

Rescatamos esta frase que repetía (de vez en cuando) nuestro profesor de proyectos en nuestros tiempos de estudiantes… En aquel momento nos parecía un poco surrealista, la verdad. Sin embargo, poco a poco le vas viendo el sentido de una u otra manera.

Quizá hace años, el acceso a este tipo de instrumentos parecía inalcanzable. Quizá la música no se apreciaba tanto como hoy… Hace unos días Lang Lang mostraba su talento en el Museo Del Prado frente a Las Meninas… Los hemos visto en las calles esporádicamente para que aquellos que se atrevan nos deleiten. También vemos cómo se están instalando en diversos hospitales para amenizar la estancia de los ingresados. Y, es que la música tiene algo especial!!!

Cada vez hay más niños que quieren tocar el piano (u otros instrumentos); que disfrutan componiendo y, por eso, se planifica tenerlos en los hogares (sobre todo el piano)

Hemos de confesaros que, nosotros tenemos uno. Cierto es que no fue por estas palabras que años atrás nos dijeron, sino porque tenemos la gran suerte de tener dos pequeños músicos en la familia. No sabéis lo que disfrutamos escuchando sus canciones.

¿Cuál sería el sitio ideal para poner un piano?

Si nos preguntáis cuál es el sitio ideal para ubicarlo, sin lugar a dudas, aquel que sea vuestro sitio de reuniones familiares. ¿Por qué? Os aseguramos que las fiestas se convierten en conciertos improvisados de unos y otros: los que son auténticos genios, los que están en fase de aprendizaje y, los que recuerdan ese cumpleaños feliz que se aprendieron cuando eran pequeños 😉

Quizá sea el instrumento que decora en todo tipo de casas: las modernas, minimalistas, clásicas… Los veréis de pared, de cola, de media cola…

En cualquier estilo queda perfecto, verdad? Aún así, que no se quede sólo en un elemento decorativo.

Hay que disfrutarlo 🙂