+34 633 90 44 22 [email protected]
Seleccionar página

Diseñar y fabricar muebles es nuestra pasión. Pero, los que nos seguís en redes y nos conocéis un poquito más, también sabéis que nos apasiona el reutilizar muebles, puertas… Es importante también dar el máximo de oportunidades a los materiales.

Como el DIY está de moda y nos pedís muchos consejos, hemos decidido ir publicando post de vez en cuando para que podáis hacerlo vosotros solitos si las ideas os gustan.

Hoy las elegidas para inaugurar esta “nueva sección” son las sillas. Comenzamos por ellas porque, después de darle muchas vueltas, creemos que son las primeras desterradas en mudanzas, porque ya nos resultan incómodas, no nos gustan, están cojas, pasadas de moda o viejas. 

¡¡¡¡¡ Para, no las tires !!!!

Vamos a darte unas ideas para que esa sea la última opción.

Para empezar tendrás que valorar si te gusta la silla “tal cual” o quieres cambiar su aspecto con un toque de color, nuevo tapizado o (si está muy deteriorada) sólo utilizar alguna de sus partes. Esto es imaginación al poder pero nosotros vamos a darte unas ideas (quizá la tuya no se encuentre entre ellas pero si te encanta, a por ella!).

Comenzamos

Mesilla de Noche

Una silla puede convertirse en una mesilla de noche improvisada o permanente (lo mismo te gusta tanto que decides dejarla). Puedes ponerla en tu habitación o bien en la habitación de invitados.  

 

Perchero

 

  

Una silla, tanto con la parte del respaldo si el estilo de la silla es válido como dándole la vuelta. 

Estanteria

Una bonita estantería. Si eres de los atrevidos puedes colgarla tal cual. Si prefieres sólo poner una parte para que no sea tan voluminoso, corta por la mitad el asiento. Ahora elige si poner la parte delantera o trasera y cómo (patas hacia arriba o hacia abajo)

Banco

 

Junta una o más sillas, únelas poniendo un tablero entero desde la primera hasta la última. Tapiza y ya tienes un banco personalizado a tu gusto.

Colgador de pendientes

Si tienes unas sillas con ratán, el respaldo o el asiento pueden convertirse en un chulísimo colgador de pendientes.

Jardinera

 

Y, por último, os proponemos una que nos encanta. Vacía el asiento en redondo con la medida adecuada para que se convierta en una bonita jardinera.

Ya sabes, puedes hacer muchísimas cosas. Sólo tienes que pensar una idea, lijar, pintar, tapizar y carpintear.

¡Anímate y envíanos fotos de tus diseños! Nos encantará ver tus creaciones 🙂