+34 633 90 44 22 [email protected]
Seleccionar página

Hablar de esto ahora pone un poco los pelos de punta con el calor que estamos pasando pero, como en verano aprovechamos a hacer reformas, conviene que no dejemos detalle y tener todo preparado para el próximo invierno.

Los radiadores son imprescindibles en las viviendas. Se encuentran en todas las estancias y, aunque cada vez se van modernizando más, su estética no siempre combina con la decoración de las mismas.

Como ya mencionamos anteriormente, cada vez hay más tendencia a poner toalleros en los baños. En este caso no necesitamos cubreradiador y la función estética la cumple perfectamente.

Pero llegamos a cocina, salón y diferentes habitaciones con diferente decoración (moderna, clásica, infantil,…) y es cuando, en el caso de querer ponerlos, debemos elegir el que más se adapta a todas las habitaciones (salvo que los queramos diferentes en cada una de ellas).

¿Me interesa poner un cubreradiador?

Como acabamos de decir, su función estética es la más importante aunque, también evitan muchas quemaduras. El tenerlos impide los golpes que, si son muy continuados pueden aflojar sus tuercas y nos lleve a la pérdida de agua. Y, en algunos casos, nos sirven como mueble auxiliar. También puede ser interesante el uso de los mismos si tenemos unos radiadores muy deteriorados pero que funcionan perfectamente.

El mayor inconveniente que tienen es que se reduce la eficacia del radiador. El calor sale hacia arriba, por lo que encuentra un obstáculo. Por otro lado, su purga y limpieza se hace un poco más complicada (pero no imposible).

Una vez decidido …

Si tienes claro que lo que te conviene es ponerlos decide el modelo que más te guste. Lo normal es que sean de madera pero, puedes optar en la cocina por poner uno realizado en un material como el solid surface. Y, formas… ¡hay muchas opciones! Elige la que más te guste.