+34 633 90 44 22 [email protected]
Seleccionar página
Seguro que os sentís muy identificados si necesitáis un mini-despacho o zona de trabajo en vuestra vivienda; bien porque habitualmente es vuestro centro de operaciones; bien porque tenéis que llevaros de vez en cuando trabajo a casa o, simplemente porque queréis tener un pequeño espacio donde poder desarrollar una afición (por ejemplo, un blog).

La gran pregunta es… ¿dónde?

Si tu vivienda dispone de habitaciones suficientes tendrás parte del problema resuelto. Pero, si tienes que encontrar un sitio donde puedas encontrarte cómodo, puede que encontrar el sitio adecuado no resulte tan fácil.

Hace unos días nos comentaban unos amigos que necesitaban un sitio donde trabajar. Su vivienda dispone de tres dormitorios. En algunos casos similares han optado por el despacho en la habitación principal pero, en este caso concreto era imposible por medidas (hay que encontrar el sitio, pero no forzar los pasos haciéndolos intransitables).

 

La disposición de esta vivienda no deja más opción que ubicarlo en el salón pero ¿dónde? ¿Cómo?

Comienza el dilema… visto, oculto, aprovechando el mirador, a un lado de la mesa, con ruedas, de cristal, de madera ¡No se deciden! 😉

En cualquier caso, antes de tomar cualquier decisión ten en cuenta detalles como si necesitas espacio para archivadores, cajonera, tipo de iluminación … y, si eres de los que quiere esconder su pequeño caos en caso de visita, piensa en el oculto. Un espacio “secreto” que podrás cerrar en cualquier momento.